¿Destino?

¿Cómo ha ido el “finde” chic@s?

El mío, para no variar, bastante movidito pero perfecto para el inicio de mis vacaciones. Yo diré que lo empecé el miércoles en Ushuaia, viernes Lío, sábado de boda, y… ¿domingo? … ahora os cuento, pero antes quería comentaros una cosita…

Imagino que os habréis dado cuenta que soy muy entusiasta (como diría mi amiga Ana Ribas). Me gusta disfrutar mucho de todo lo que hago y allá donde voy. Pero ahora todavía más porque pienso….¡Ay! este planazo se merece un post, este también, y el otro, y el otro… así que me paso el día queriendo compartirlo con vosotros. Me encanta hacer planes y espero que así lo estéis percibiendo.

Y dicho esto, os cuento mi domingo… un posible plan para aquellos que se animen a seguir mis pasos. Yo diría que es una cita obligada, o el “MUST” del verano. ¿Dónde? Destino Ibiza Resort.

Mucha gente piensa que si no estás hospedado no puedes ir a pasar el día… ERROR. Sí se puede y además, os animo a que lo hagáis.

Cuando crucéis la puerta de este oasis sentiréis que estáis de vacaciones. Os cuento mi día a ver si os convence.

Tan solo llegar, nos acompañan a una de las gigantes camas con las toallas ya preparadas (cortesía de la casa). Tras un ratito de relax y un chapuzón, empezamos a dudar… ¿comemos en el restaurante o en la cama? ¡Decidido! En la cama que se está muy bien. Recomendado 100%. La carta es diferente a la del restaurante, un menú muy fresco y tan variado que no sabes qué elegir.¿Nuestra elección? Sushi, nachos con guacamole, fajitas y hamburguesa. Y tras estar disfrutando de la piscina y un par de fotos, el postre de merienda, tartaleta de chocolate con helado. Pero lo mejor de lo mejor… lo que no se me puede y no se os puede olvidar es pedir la mejor sangría de cava que prepara Sergio.

Y así fue como pasamos las horas, llegamos a las 2 de la tarde y nos fuimos a las 9 de la noche, nos trataron tan bien que pasaron volando.

Y cómo no…. Aquí va mi resumen ¿quieres desconectar y sentir que estás de vacaciones? Dirígete urgentemente a Destino, tu destino.

Antes de despedirme por hoy, me gustaría contar otra cosita en la que llevo días pensando. No se si os pasa lo mismo pero cuando me toca decidir dónde cenar, nunca se me ocurre ningún restaurante, y el día que me quedo en casa se me ocurren “tropecientos.” Por eso he decidido hacer una lista de aquellos a los que quiero ir y quiero compartir, así que iré reportando. ¡Ah! También acepto y espero vuestras recomendaciones 😉

Bueno, y para que veáis lo bien que estuvimos, os cuelgo un pequeño reportaje fotográfico.

Me despido hasta la próxima con alguna que otra sorpresita 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *